Translate

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Una de LOVE

Después de unos días recorriendo mis recuerdos más remotos por los campos de mi pueblo natal, Montejaque, retomo el ritmo del blog y lo hago con esta gran banda de finales de los 60.

Se trata de una de las formaciones que lleva menos tiempo incorporadas a mi universo musical, y no precisamente por tratarse de una formación nueva, más bien todo lo contrario.

En esta mañana soleada de noviembre os confieso mi amor eterno por ellos, han entrada en mi vida y vienen para quedarse: LOVE.



Una banda norteamericana fundada a finales de los 60, liderada por un músico con un talento innato para la música y una voz de terciopelo, Arthur Lee. Las influencias principales de sus composiciones salen del entorno del rock, el folk y la psicodelia.

Yo me acerco a ellos a través de un disco maravilloso publicado en el año 1967, de título Forever Changes. Esta considerado unos de los discos más influyentes de la historia del rock y creo que es una consideración totalmente acertada.

La belleza hecha música es la mejor definición que encuentro para él, algo hermoso que se cuela por los oídos y te deja volando en una nube de placer sonoro. Un disco que recomendaría a todos, grandes y pequeños, modernos y antiguos, pues el arte y la belleza no entienden de edades.

Hoy os dejo con una de sus hermosas canciones, me cuesta decidirme por una, cosa que me hace presagiar que vendrán más. Ahora os propongo esta, You Set The Scene.


domingo, 5 de noviembre de 2017

Desde Brasil, Quantum

Una nueva banda entra hoy en nuestro universo. Se conocen o conocían como Quantum, porqué la verdad no tengo la seguridad que aun estén en activo. El cd que me ha llegado por medio de mi buen amigo Fran es un trabajo publicado en el año 1983, por lo tanto, han pasado ya un montón de años.




El disco toma el nombre mismo de la banda y se compone de 6 temas más un bonus track de un corte netamente progresivo, con aires muy sinfónicos de los 70 con algunos toques cercanos al jazz-rock. Todos son totalmente instrumentales con abundantes teclados y guitarras, en esa línea que todos los amantes del rock progresivo conocemos sobradamente.

Sin duda una gran muestra y ejemplo de que lejos de Europa también se practicaba y se practica un rock sinfónico de muchos quilates, pero además un ejemplo clarividente de que los 80 para nada fueron ese terreno árido que muchos creíamos, y yo el primero. En los 80 se compuso muy buen progresivo eso ya es evidente, otra cosa distinta es que los canales de comunicación no estaban tan desarrollados como ahora y muchas propuestas no nos llegaban, pero tenemos que reivindicar los 80 con todo merecimiento y justicia.

Para conocer a Quantum os propongo uno de los grandes temas del álbum, el que toma el nombre de la banda. Estoy seguro de que será del agrado de la inmensa mayoría de vosotros y de vosotras.




martes, 31 de octubre de 2017

La última de octubre con BJH

Octubre se nos va con la noche del miedo, las castañas, los boniatos y los panellets, desde nuestro lugar en el espacio virtual quiero ponerle un poco de tranquilidad al ajetreo propio de estas fechas. El mejor remedio en estos casos es dejarse llevar por el rock sinfónico clásico, tranquilo y suave, sin prisas, de esa música que se aposenta en el cuerpo con un remanso de paz.



Eso es lo que nos ofrece la banda que os propongo para el día de hoy: Barclay James Harvest. La Barclay tiene sus inicios hacia la mitad de los años 60, pero no es hasta principios de los 70 cuando consiguen una cierta popularidad y el merecido reconocimiento, tanto de la crítica como del público. Llegando incluso a meter algunos de sus discos entre los más vendidos de la época.

Uno de esos grandes álbumes fue Once Again grabado en el año 1971, con el acompañamiento de una orquesta sinfónica. Sin duda es merecedor de todos los elogios que recibió, un gran trabajo que hará las delicias de todos los amantes del rock sinfónico.

De esa misma década son también otros grandes discos de la formación, los cuales a su vez alcanzaron buenas cotas de aceptación entre los amantes del género, como por ejemplo Everyone is Everybody Else del año 1974, Time Honoured Ghosts del año 1975 u Octoberon del año 1976.

La llegada de los años 80, como a muchas otras bandas del rock progresivo, no les sentó muy bien y aunque su producción discográfica siguió con un ritmo constante, sus discos ya no tuvieron tan buena acogida, la inspiración les dejó un poco de lado.



viernes, 27 de octubre de 2017

Reflexión

En nuestro largo peregrinar por esta cosa que llamamos vida nos equivocamos muchas veces y yo más que nadie. Hacemos, gritamos palabras, actuamos de manera irracional, quizá porqué nos creemos con los motivos suficientes, tal vez porqué creemos que nos sobran las razones. En otras ocasiones porqué vemos en el otro una actitud que no compartimos, sobre cualquier aspecto de la vida cotidiana.



No sé, los motivos y los detonantes pueden ser de lo más diversos y la reacción generalmente no es la más correcta y proporcionada. Supongo que esto que intento describir con estas torpes palabras, nos habrá pasado a más de uno de nosotros en alguna ocasión.

Sin ningún tipo de duda es una acción reprobable y sin justificación posible, solo el reconocimiento del error, el diálogo con la otra parte y un firme propósito de enmienda pueden arrojar un poco de luz en esos momentos tan oscuros.

También, estas actitudes y acciones pueden afectar a terceras personas que nada tienen que ver con la disputa en cuestión, y eso hace que estas situaciones sean aún más censurables si cabe. Por eso creo que es de justicia e imprescindible incluirlos en esta reflexión. Ellos más que nadie merecen el respeto y la consideración por la situación creada, a la que son totalmente ajenos y en la que se pueden haber visto involucrados de manera totalmente involuntaria.

Por suerte en muchas ocasiones las situaciones se reconducen y la palabra se funde con los hechos, y el diálogo sincero puede ser la mejor medicina para curar las heridas. En esos casos podremos sentirnos afortunados, porqué la parte más razonable y humana acaba imponiéndose a la más irracional y furibunda.

Una gran canción para poner la enormidad de la música al servicio de las palabras.





miércoles, 18 de octubre de 2017

Estreno en la nave: Tricantropus

Una nueva banda se suma hoy a nuestro extenso, aunque limitado catálogo musical. Se trata de una formación nacida en el nuevo siglo en la ciudad de Madrid y que responde al nombre de Tricantropus.

Hasta el momento tienen dos discos publicados, Recurdos del Futuro del año 2007 y El Sueño de Arsinoe del 2011, y según la primicia que nos ofreció hace pocos días Javier L. Pardo (guitarrista del grupo) en Facebook, el tercero está a punto de ver la luz con el nombre de Scrum.



La música de Tricantropus, en la que debo de reconocer me estoy introduciendo casi a la vez que escribo estas notas, suena con un aire muy de los setenta. En su sonido es fácil hallar reflejos de Pink Floyd o King Crimson, o al menos a mí me lo parece.

Sus temas nos ofrecen grandes dosis de buenas guitarras y teclados, acompañados por una sección rítmica solvente y aplicada. En el segundo álbum cuentan con la colaboración de una cantante que ayuda a enriquecer el resultado final. También cuentan con grandes músicos colaboradores en las grabaciones, con lo cual los temas alcanzan otra dimensión, ganando una gran variedad de matices.

Permitidme una pequeña licencia y dejadme citar entre esos colaboradores, naturalmente sin desmerecer a los otros, al pianista Eduardo García Salueña por la amistad que nos une desde hace ya unos años. Eduardo colaboró en el segundo disco de Tricantropus.

Vamos a conocer esta banda por medio de un concierto que ofrecieron en la sala La Mala de Madrid en mayo de 2012, el tema se llama En la Barca de Caronte.



sábado, 14 de octubre de 2017

Recordando a Jesús

34 años de la muerte de Jesús en aquel fatal accidente de la carretera de Burgos. Han pasado un montón de años, pero su música y su espíritu siguen muy presente entre nosotros. Jesús fue un luchador nato, desde sus comienzos con diferentes grupos, buscando ese sonido tan propio que finalmente halló con Triana.



Sus principios, como casi los de todos, fueron difíciles y se integró en las bandas más diversas: Nuevos TiemposLos Bravos y en formaciones que tocaban por las fiestas de muchas ciudades de España. No fue hasta la formación del grupo Tabaca cuando las ideas empezaron a tomar forma. Corría el año 1973 y en esa banda conocería a otro de los puntales de TrianaEduardo Rodríguez Rodway, a ellos se uniría el baterista Juan José Palacios "Tele", la tercera parte indivisible del proyecto, conformando la formación genuina y auténtica.

Con el paso de los años se han producido intentos de refundar la banda, pero está claro que eso ya era y es imposible, lo que surge de esos proyectos nada tiene que ver con la formación inicial.

Triana nos dejó para la historia de la música 6 discos que forman ya parte del legado musical de este país, iniciaron un camino que otras bandas han seguido guiados o influidos por ellos. Muchas de las composiciones de esos álbumes son composiciones del propio Jesús, algunas de ellas han alcanzado un nivel de popularidad tan alto que son ya parte de la memoria colectiva de varias generaciones.

Triana desapareció el 14 de octubre de 1983, se fue con Jesús "agarrados a la cola de viento para poder volar", pero nos dejó una obra que nunca morirá.

Un año más el blog rinde homenaje al maestro De la Rosa por medio de uno de sus inolvidables temas con Triana. Desde su quito trabajo del años 1981, Por el camino.


jueves, 12 de octubre de 2017

3 joyas del 69: In the Court of the Crimson King

Cierro el miniciclo con una de las obras cum laude del rock progresivo de todos los tiempos, el apoteósico disco In the Court of the Crimson King, de una de las bandas líderes del género: King Crimson.

Quiero volver a poner de relieve que veníamos de unos años en los que la música evolucionaba a una velocidad vertiginosa, esta evolución, como todos ya sabemos desembocaría en los años dorados del rock progresivo y pondría las bases de toda la buena música que vendría después.




En el año 1969 encontramos la primera formación de King Crimson, supongo que nadie imaginaría en aquellos tiempos que la formación sería una de las más longevas del rock, llegando hasta nuestros días. Eso sí, con multitud de cambios entre sus integrantes y con una constante evolución de su sonido y en su concepto de instrumentación de la banda.

En esta formación inicial ya estaba el músico que ha liderado el proyecto a lo largo de todos estos años, Robert Fripp. Un guitarrista y compositor excepcional, con una personalidad carismática y con las ideas bastante claras respecto al rumbo que debía tomar la banda.

Pero también estaban otros músicos que contribuyeron de una manera definitiva en la grandeza del álbum, Ian McDonald colaboró en la composición de los temas y firmó en solitario la música de la deliciosa I Talk to the Wind y la majestuosa The Court of the Crimson King. Peter Sinfield escribió todas las letras de las canciones y estaba considerado un miembro más de la banda. La voz la puso uno de los mejores cantantes del rock sinfónico Greg Lake, que también se ocupó del bajo. Finalmente, la batería estuvo a cargo de otro instrumentista excepcional y experimentado, Michael Giles.

El broche de oro para el final de este breve espacio dedicado al año 69 lo pone el fabuloso tema de mí admirado McDonald. Probablemente os lo habré propuesto en alguna otra ocasión, pero siempre es un placer volver a recordarlo.